Uncategorized

Niño se detiene delante de perros callejeros sin saber que lo estaban grabando

Todos quisiéramos días más llevaderos y felices. Y lo cierto es que, no se necesita más que el corazón de un niño para hacer de este mundo un mejor lugar para vivir.

Si no estás convencido de ello, basta con que avances hasta el final de esta tierna historia para que veas con tus propios ojos el vídeo que tiene como protagonista a un inocente y dulce niño, con el alma más noble que hayas visto jamás.

El inocente niño que ha dado tanto de qué hablar en las redes se llama Ibrahim

En los últimos días del pasado diciembre, Ibrahim se dirigía como de costumbre a su escuela, en la ciudad de Grozny, en Chechenia, cuando vio a un par de pobres perros callejeros.

Los peluditos sin hogar luchaban por calentarse bajo el sol de la mañana. Considerando, además, que el clima en esos días fue tan inhóspito, que llegó a dos y hasta tres grados bajo cero.

Hubiera sido muy entendible que bajo el intenso frío, el pequeño siguiera su camino sin siquiera regresar a ver a los perros.

Pero en lugar de eso, el niño optó por detenerse de inmediato, con el solo objetivo de ofrecerles el más apretado y dulce de los abrazos.

Él no tenía nada para darles más que su enorme corazón, y lo hizo con la sinceridad y amor genuino que sólo en los niños podremos encontrar.

Imposible no conmoverse con tanto amor

Sin embargo, alguno más desconfiado expresó: «Bastante peligroso que un niño abrace a un perro que no conoce y más si es de la calle, hay perros que consideran los abrazos como signo de ataque».

Pero a juzgar por la escenas, estamos seguros de que todos los perritos que fueron abrazados por el pequeño -que no sabía que lo veían-; ese día sintieron ese mismo amor desinteresado, libre e inocente, sin apariencias ni dobleces…

Related Articles

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button