Animales

Hombre creó santuario para perros que fueron abandonados en su vejez

Este hombre se inspiró en su beagle de 10 años para bautizar el santuario para perros ancianos.

Hombre creó santuario para los perros viejitos que fueron abandonados por sus familias. Allí él les brinda ese amor, calor y los cuidados que deberían tener en sus últimos años de vida.

Esta historia resulta conmovedora porque los canes en esta etapa requieren mucho de sus seres queridos, porque han dado lo mejor de sí para hacerlos felices. Ellos jamás habrían imaginado que luego de tanto terminarían apartados. Si quieres saber más al respecto, te invitamos a seguir leyendo para enternecerte y hasta a animarte a adoptar a un ancianito de cuatro patas.

¿Por qué este hombre creó un santuario para perros ancianos?

El hombre que creó este santuario para perros ancianos se llama Rusell Clothier. Él tomó esta decisión luego de trabajar un buen tiempo como voluntario en refugios. Allí identificó que los perritos de la tercera edad nunca eran adoptados y terminaban muriendo sin volver a sentir el calor de un hogar.

Además, Rusell se inspiró en su perro de raza beagle y de nombre Shep. “Los primeros ocho a diez años, han estado en una casa y, de repente, los abandonan, su casa se ha ido (…) Poder volver a darles esa sensación y hacer de los años que les quedan una época dorada para ellos, tenemos esta casa que nos hace sentir bien a todos“, explicó a medios locales.

Así, no solo les ha brindado un lugar digno donde vivir sus últimos años a cientos de perros ancianos, sino que ha motivado a familias a adoptar a este tipo de caninos.

Unirse a nuestro grupo

¿Cómo es este santuario?

El santuario para perros ancianos queda en una propiedad de 1 hectárea y media. Esto se traduce en mucho espacio para que los perros longevos puedan disfrutar a su propio ritmo. Lo ideal es que estos peludos tengan allí un hogar de paso, mientras llega uno definitivo.

Pero, si no es así, “podemos ser un hogar permanente y amoroso”, dice el hombre. Enfatiza en que “nos enfocamos en perros mayores que ya han pasado un tiempo en un refugio o rescate, esperando encontrar una familia. No aceptamos perros directamente del público”.

Un beagle fue el que inspiró a este hombre que creó un santuario

Russell tenía la idea de crear este santuario por dos cosas muy importantes, su experiencia en los refugios y el gran amor que sentía por su perrito Shep, un beagle con basset hound de 10 años de vida. Él lo había adoptado y se alegró mucho al verlo tan complacido, jugando y compartiendo con tantos perros de su misma edad.

Aunque él sabe que, sin importar su vida en la tierra, al morir todos los perros van al cielo, él quería que muchos de ellos pudieran vivir en un paraíso antes de partir. “Queremos que se sienta como en casa. La mayoría de estos perros procedían de un refugio y también de los voluntarios”, señaló Russell.

Es hermoso y reconfortante saber que hay un lugar en el mundo en donde los perritos de la tercera edad pueden disfrutar cómodos, tranquilos y felices de sus últimos años.

Back to top button