Animales

Monita herida, rechazada y con depresión, recupera las ganas de vivir junto a una gatita

Gracias a la dulce compañía de una gatita, una monita herida y triste pudo encontrarle nuevamente sentido a sus días.

En la localidad de Dhanotu, India, unos socorristas salvaron a una monita que estaba abandonada a su suerte, con signos de haber sufrido un accidente. La pequeña, de nombre Avni, tenía quemaduras en todo el cuerpo producto de haberse electrocutado.

Los dueños de Avni no quisieron hacerse cargo de su recuperación y decidieron abandonarla, como sucedió con la gatita callejera presenta a sus bebés a la mujer que la ha estado alimentando. Por suerte, su historia llegó a oídos de rescatistas de la zona que la trasladaron a un refugio en Peepal.

Allí comprobaron su deteriorado estado de salud, las quemaduras en sus extremidades eran tan graves que los veterinarios del refugio tuvieron que amputarle uno de sus brazos. Después de meses de recuperación la gatita se encontraba sana y salva pero su estado de ánimo no lo estaba y era señal de que algo no andaba bien.

Avni tenía heridas físicas que habían sanado, pero las heridas internas eran las que la consumían. El haber sufrido el rechazo de las personas que más amaba le destrozaron el corazón.

La monita pasaba horas en su jaula sin querer comer, ni salir a interactuar con otros animalitos del albergue. Había perdido las ganas de seguir adelante, sin embargo, todo cambió con la llegada de Billo.

Unirse a nuestro grupo

La gatita llevaba años viviendo en el refugio hasta que un día se acercó a Avni intuyendo que necesitaba ayuda y un poco de cariño.

La química entre ellas fue de inmediato y a partir de ese momento se volvieron inseparables. Adoran pasar ratos juntas, jugando dentro y fuera de su jaula, demostrando que para entablar una linda amistad no se necesita ser de la misma especie.

Sin saberlo, la compañía de esta gatita fue la medicina perfecta para aliviar las penas de la triste monita.

Back to top button